El Gato Zen

Un samurai tenía problemas a causa de un ratón que había decidido compartir la habitación con él.

Alguien le dijo: “Necesitas un gato”. Entonces el samurai buscó uno en el vecindario y lo encontró. Era un gato impresionante, hermoso y fuerte. Sin embargo, el ratón resultó ser más listo que el gato y de burlaba de su fuerza.

El samurai decidió entonces adoptar otro gato, muy astuto este segundo. Precavido ahora, el ratón sólo aparecía cuando él se dormía.

Hasta el momento, ninguno de los gatos había podido capturar al ratón.

Días después, le trajeron al samurai un gato proveniente de un templo zen. Tenía aspecto distraído y siempre parecía soñoliento. El samurai pensaba desconfiado: “No será este quien me libre del ratón”.

Para colmo de males, el gato, siempre soñoliento e indiferente, pronto dejó de inspirar precauciones al ratón que pasaba junto a él sin apenas hacerle caso. Hasta que un día, súbitamente y sin mayor alboroto, de un zarpazo, lo atrapó.

Taisen Deshimaru

Anuncios

~ por Alterself en julio 10, 2008.

2 comentarios to “El Gato Zen”

  1. no era garfield? xD

  2. Jaaa, probablemente fue el gato que inspiró al creador de Garfield.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: