De señorita a señora

Octubre es para mí un mes de cumpleaños, más que un mes de milagros, turrones, hábitos morados y temblores. Es curiosa la casualidad que me trae octubre, la de reunir a las personas más especiales para mí dentro de sus días y celebrarlas de modo continuo. Cae, sin embargo, hoy en la más importante de ellas: mi mamá.

Creo que desde el despertar de mis recuerdos, la fecha de su cumpleaños fue una de las primeras cosas que memoricé, quizás por ello este tema esté tan aferrado en mí puesto que no suelo rememorar fechas especiales de otros temas. Entre otras cosas, fue ella la que desarrolló en mí el gusto por los existencialismos al responderme, a mis 3 años de vida, quién era aquella voz que manejaba el resto de nuestro ser atrapada en nuestra cabeza. Me la presentó como: la conciencia.

Ver el rostro de mi mamá al amanecer de cada día era lo más bello y tranquilizante para mí de pequeña. Para mí (como para todos, creo) su rostro representaba el concepto de ternura. Mi mamá tiene una linda sonrisa con dientes de conejo, sin embargo, ello le da aún un aire infantil y de gentileza. Era para mí tanta la fascinación por su sonrisa que una vez de chica le pregunté:

– Mami, porqué siempre te estás riendo?

– Hijita, no me estoy riendo, así son mis dientes ¬¬

Ver su rostro aún es tranquilizante para mí pero noto ya los detalles que la hacen más humana: el tinte que aún le gana bien las batallas a las canitas que asoman y el ejército de natura, avon y lacoste que realizan muy bien su labor. Sublime!!. El tiempo asentándose en ella, mejorándola como al vino. Ella es la prueba de que la juventud y la vejez son cuestiones de actitud.

Pero así como he disfrutado de sus ratos de espectacular regocijo y alegría, también he podido gozar (afortunadamente?) de sus momentos irascibles. Es un huracán con manos, pestañas y voz girando a tu alredor, que no da alaridos violentos sino simplemente estocadas enfrascadas en una sola frase, tipo:

– No tienes criterio, acaso? – y te clava una mirada de desprecio en medio de los ojos.

Esa actitud, ese impulso, son conductas que definitivamente veo reflejadas en mí pero que faltan pulir todavía. Su manera de atacar, es un arte.

Además sin ella, quizás los caminos espirituales que he recorrido ya por mi cuenta no hubieran trazado el sendero que ahora dejan. Posee una curiosidad admirable, la cual, reconozco, ha sido vertida en mí también. Quizás porque siempre valoramos la libertad de correr tras lo que el alma desease albergar en determinada circunstancia. Podemos pasar horas conversando de ello, liberando demonios internos e iluminándonos mutuamente con la luz de nuestras auras.

Nora, todo esta pequeñez de texto es lo que opina su queridísima Yesi, quizás la culpable de su paso de señorita a señora (cómo en la salsita), la pelona que le reclamaba cambio de pañal de chica, la llorona que se ponía celosa de los abrazos de su propio padre (sí, así de edípico es mi carácter, ya!!), la remilgosa que le dejaba las arverjitas, la ingrata que ahora sólo la visita 3 veces al mes pero que siempre la lleva presente, siempre, usted es ella, ella es usted, en carne y en personalidad.

norita-byn.jpg

Feliz cumple, mami 🙂

P.D: Mi mamá es la mejor cocinera del mundo, sí, del mundo!!

Anuncios

~ por Alterself en octubre 23, 2007.

Una respuesta to “De señorita a señora”

  1. Esa mi mama!!! =D siempre será la mejor mamá del mundo =) (todo hijo dice de su mama eso pro yo lo digo en serio jeje) mi mamita…siempre comprensiva con los demás y ayudandonos a buscar a solucionar problemas…es la mejor amiga que he tenido….gracias por ser mi mamá Nora =)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: