No es 14 de febrero

Pero nunca se debe esperar hasta un día en específico para poder demostrarles a las personas lo que significan para uno, sobretodo a aquellas que son incondicionales, aquellas que te recomiendan tantas cosas pero que siempre oímos y nunca aplicamos, las que se acuerdan de uno cuando menos lo esperas, esas personas que nunca te abandonaron.

Yo sé que suena cursi, no es mi intención serlo, pero sé que vale la pena comentarlo: es este el significado de la amistad para mí. Y valga decirlo también, en nuestras vidas las personas van y vienen, pero sólo los verdaderos amigos quedan.

Podría ponerme a narrar cada instante emocionante que he pasado con cada uno de ellos y se me asoman a la mente aquellas travesuras, peleas, aventuras, llantos y ocurrencias que más han trascendido y de algún modo, cambiaron mi percepción, sin embargo, hay que recalcarlo también, algo de lo que nos dicen queda y más aún es su manera de ser la que en nosotros queda y no sólo ello, nos marca.

El aparecer en los momentos, o es que nosotros así querermos tomarlos, más críticos para uno les da a veces, aunque se oiga risible, un carácter divino. No suelo mencionar nombres tampoco, pero hay nombres que al oírlos sin duda te remontan a esa persona y lo que ellos irradian para uno.

Por ejemplo, cuando conocí a Rilda, no pude evitar dejar de observar cada uno de sus gestos, el tono de su voz, sus manos moviéndose, su manera de abrir los ojos, hablándote a través de la mirada y sus expresiones, dulces muchas veces, ácidas y lacerantes en otras, cortas pero precisas. No pude reprimir entonces identificarla con la imagen materna que conozco, es que eso es ella para mí, una madre encerrada en el cuerpo de una chiquilla!!. Lo constaté cuando la invité a mi casa un día y caímos todos presas de su buena sazón. Pensé seriamente en ese instante: Rilda debió haber sido mi mamá en alguna vida pasada 😐 Riri, porqué se parece usted tanto a mi mamá?, porqué se parece tanto a la mamá de otros?, porqué corren tras de usted en busca de un abrazo y una caricia (no es mi caso aún jeje) reconfortantes?, porqué es usted la única que consiente mis impulsos?

Gracias a ella, además, conocí la determinación, la ambición por lograr una meta. Fue precisamente en una de esas faenas en las que con ambición y determinación perseguíamos con insistencia el veinte en Contabilidad 1, cuando una delgada muñequita con aire de soledad se nos acercó, pidiéndonos que compartamos con ella aquel ahínco, que corramos juntas hasta esa meta. Se llama Cinthya y congeniamos perfectamente las tres, compartiendo calculadoras y plages, intercambiando números telefónicos y experiencias únicas, tipo:

– Dónde vives?
– En Rosa Toro.
– En qué cuadra?
– A la altura de la cuadra 11.
– Yo también!!
– Qué bacán!!, es la primera vez que tengo una amiga que viva cerca de mi casa!. Dame tu número telefónico, sí?
– Ok. Es el 326 2316*
– El mío es el 326 2317 !!
– Qué??, jaja, qué coincidencia más loca!. Sabes?, me parece genial tener una amiga que viva cerca de mi casa. Necesito a alguien con quien conversar desde que terminé con mi novio.
– Cuándo terminaste con tu novio?. Yo terminé con él un 19 de septiembre, desde entonces me deprimí tanto que casi jalo este curso. Qué cojuda!! jajaja.
– Por Dios!!, es que es el 19 de septiembre una fecha tan fatídica para ambas??. También se terminaron las cosas con el mío ese día. Pero no hay que echarse para atrás, vamos a tomarnos unos tragos en fin de finales, sale?
– No tomo, ni fumo…ni bailo pegadito.
– Chesss.

En fin de finales, claro está, no recuerdo cómo llegué a mi cuarto, pero sí recuerdo como todo se iba poniendo nublado y Cinthya seguía de pie, consciente, con su vaso de gaseosa en la mano. Me contó luego que tuve un ataque de risa, me caí de una piedra (no me explico cómo llegué a la piedra) y la llamé Rilda muchas veces.

Hoy, de algún modo, la distancia nos separa, pero la amistad se mantiene intacta, la extrañamos, se nos fue a una mejor vida: Londres!!.

Podría gastar hojas de hojas plasmando cada ocurrencia, como les dije, pero sé que están bajo mejor resguardo en nuestras memorias, en donde se anidan con calidez, esperando al reencuentro en el café, en el parque o en la casa de algunas para ser desplegadas agradecidamente.

* Los números telefónicos fueron cambiados, obviamente.

las-chicas-en-sta-maria.jpg

Cinthya, Rilda y yo.

Anuncios

~ por Alterself en octubre 10, 2007.

Una respuesta to “No es 14 de febrero”

  1. Creo q algo q diferencia a los hombres con las mujeres es el amor maternal, y bueno, son 3 madres virgenes, unidas por un vinculo de amistad, entonces, madres, amigas,compañeras, almas enamoradas, afortunadas de encontrarse en un mundo material, q dificilmente se separaran, nadie las puede tocar, nadie las puede mirar, nadie las puede criticar, solo ustedes afortunadas de encotrarse, lo pueden disfrutar, estoy seguro q se encuentran a escondidas mientras duermen, cuando sueñan. salud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: